suelo(Alexandra Ugarte|½ª)

Cansancio del suelo

Escrito por suelooh 04-12-2007 en General. Comentarios (3)

  Elcansancio del suelo es un problema que existe desde que el hombre empezóa cultivar la tierra, pero hoy en día se ve agravado por el usode productos de síntesis química para controlar las plagasy enfermedades de los cultivos. El uso excesivo de estos productos, deforma directa o indirecta, también contribuye al deterioro del suelo.


 Causasdel cansancio del suelo:
 Enel cansancio del suelo confluyen una serie de factores:
 -Nutricionales.Las plantas realizan unas extracciones de minerales que no siempre sonrestituidos de forma adecuada. El aporte de los nutrientes minerales enun suelo sin capacidad para aceptarlos, solo causa la lixiviaciónparcial de los mismos y un mayor deterioro de la estructura del suelo.
 -Alteraciónde las propiedades del suelo. Si el suelo pierde su estructura, por ejemplodebido a la carencia de materia orgánica, todos los procesos quese dan en él se ven afectados. Empezando por la capacidad de circulaciónde agua y gases, y finalizando por la propia vida microbiana.
 -Salinidad.El riego causa salinidad del terreno, bien en una medida inapreciable ysin importancia, bien de forma evidente, en función de la calidaddel agua usada y el drenaje del terreno.
 -Toxicidad.Numerosas plantas son productoras de alelosubstancias. Las alelosubstanciaso alelopatinas son moléculas que se sintetizan como medio de relaciónentre ellas, generalmente de competencia. Suelen ser dirigidas hacia otrosvegetales, pero también pueden ser autotóxicas, como en elcaso de las producidas por diversos frutales. Por ello tras varios añosde cultivo el suelo suele tener grandes cantidades de alelosubstancias.Si la vida microbiana del suelo es correcta, la mayoría de dichasmoléculas se degradan con relativa rapidez.
 -Plagasy enfermedades. La presencia de cultivos propicia una acumulaciónen el suelo de propágulos de hongos, bacterias, etc., patógenos,especialmente si hay una repetición de los mismos cultivos. En referenciaa las plagas y enfermedades presentes en el suelo, el tipo de manejo delmismo influye mucho en su incidencia.

 LaCiC
 Todaslas moléculas, en mayor o menor medida tienen minúsculascargas eléctricas, positivas o/y negativas. Por ello en el sueloactúan como pequeños imanes, formando entre ellas estructuras.Las estructuras pueden ser muy simples, como la atracción entreuna partícula de arcilla cargada negativamente y una partículade un fertilizante cargada positivamente, o pueden ser muy complejas, comocuando hay la materia orgánica por medio, con infinidad de cargaseléctricas de ambos signos.
LaCiC o capacidad de intercambio catiónico es la capacidad del suelopara retener e intercambiar diferentes elementos minerales. Esta capacidadaumenta notablemente con la presencia de materia orgánica, y podríadecirse que es la base de lo que llamamos fertilidad del suelo.

 Losplaguicidas y la CiC
 Losproductos químicos de síntesis (insecticidas, fungicidas,herbicidas, etc.) y sus productos de degradación, según suestructura química tienen tres tipos de comportamiento cuando estánen el suelo: la lixiviación (percolan junto al agua y pasan a losacuíferos), se degradan (bien químicamente, bien bioquímicamente)y no afectan ni al terreno ni al agua, o se adsorben en suelo (atraídospor las cargas eléctricas de las partículas del suelo, temporalmentepasan a formar parte del mismo). En el caso de la adsorción, enfunción del tipo de molécula del plaguicida, esta puede durardesde unos días a muchos meses, e incluso ser tan fuerte que losmicroorganismos no puedan acceder a la substancia para degradarla.
 Elresultado es doble, por una parte, la presencia de plaguicida en el terreno,que afecta a la microfauna y microflora del mismo, y por otro la disminuciónde la capacidad de intercambio catiónico debido a estar los plaguicidasocupando el lugar que ocuparían las partículas minerales.

 Ecologíadel suelo
 Lafauna y flora del suelo son mucho más importantes de lo que puedesuponerse. En un suelo ecológicamente equilibrado, aquellos permitenque los ciclos de nutrientes se efectúen adecuadamente, y la incidenciade enfermedades es menor que en un suelo empobrecido de vida.
 Loselementos extraídos del suelo vuelven al mismo en forma de materiaorgánica, que se descompone, y tras sucesivos ciclos de degradaciónpasa a formar parte el humus o se mineraliza, momento en que vuelve a seraprovechable para los vegetales. Especialmente la zona de la rizosfera(zona del suelo inmediata a las raíces) es muy rica en microorganismos,los cuales almacenan nutrientes en sus tejidos, y con frecuencia son capacesde aprovechar mejor que las plantas algunos recursos. Los microorganismosque participan en la degradación de las substancias orgánicasson también muy beneficiosos gracias a su acción detoxificadora,tanto de alelosubstancias como de plaguicidas u otros tóxicos.
 Nodebe menospreciarse la fijación tanto simbiótica como asinbióticade nitrógeno atmosférico que realizan diversas bacterias.Dicho nitrógeno pasa a formar parte de los tejidos de dichos losmicroorganismos y finalmente se incorpora al suelo.
 Porotra parte, existen con muchísima frecuencia relaciones de simbiosisentre plantas y hongos, que permite a las primeras un mejor acceso a losnutrientes del suelo. En la micorrización, al contrario de lo queocurre con los hongos patógenos, no se ataca al vegetal, sino quese crea una relación beneficiosa. Las micorrizas o raícesfúngicas establecen contacto con las raíces de la planta,tal que entre ambos organismos se desarrolla un intercambio de substancias,además de aumentar mucho la superficie de absorción. El incrementode producción de los vegetales micorrizados es variable pero diversosestudios incidan que con frecuencia supera el 100% respecto una plantano micorrizada.
 Enla micorrización, también es muy importante la protecciónque el hongo simbiótico ofrece a la planta frente a patógenosdel suelo.
 Lostipos de abonado y las aplicaciones plaguicidas influyen mucho en las clasesy abundancia de los microorganismos del suelo. Tanto los abonados solamentequímicos como los plaguicidas disminuyen la actividad de los mismosal disminuir su número y alterar notablemente sus proporciones relativas.

 

 Plantastransgénicas
 La mayoría de las plantas transgénicas se han manipuladopara conseguir una mayor resistencia a plaguicidas (generalmente herbicidas)de forma que se puedan aumentar las dosis aplicadas. Aparte del negociode las empresas que las comercializan (puesto que se vende la combinaciónsemilla-plaguicida específico), el aumento de las dosis de plaguicidasdifiere de la tendencia actual de reducción de aplicaciones, y escontrario a un buen uso de mantenimiento del suelo. 

 Superacióndel cansancio del suelo
 Loprimero que se debe hacer es conseguir que el suelo tenga una estructuracorrecta y una riqueza adecuada de materia orgánica. En caso deexistir salinización, se hace necesario el lavado del suelo, cono sin la ayuda de los productos que se venden para tal fin. Respecto aun posible déficit de nutrientes, tras un análisis, y suponiendoque el suelo está en condiciones de conservar los minerales aportados,se realizará el abonado químico adecuado, preferiblementerepartido en varias dosis, de forma que los microorganismos del suelo nose vean afectados.
 Elproblema más difícil es la superación de problemasde plagas y enfermedades, puesto que hongos, bacterias y nematodos handejado sus propágulos en el suelo enfermo. La medida másdrástica es la fumigación del suelo, acabando con toda lavida en él. También existe la solarización, mássuave y al alcance de cualquier agricultor. Finalmente, tambiénse puede realizar un descanso prolongado del terreno, permitiendo a losmicroorganismos del suelo restablecer equilibrios de poblaciones, degradartóxicos, etc., o en otras palabras un barbecho. Es adecuado indicarque el aporte de materia orgánica tiene una notable acciónestimulante de los microorganismos beneficiosos, con detrimento de laspoblaciones de microorganismos dañinos para las plantas.

 Decisiones
 Lacombinación de un suelo cansado con la necesidad de seguir produciendo,ha dado con frecuencia el resultado de los cultivos en substratos artificiales.El suelo natural ofrece unas ventajas que los substratos artificiales nopueden, pero la desventaja de que no se puede "usar y tirar" como aquellos.El suelo natural precisa un trabajo de mantenimiento, pero a cambio espara toda la vida (siempre y cuando no le pongan una urbanizaciónencima).
Sepuede decir que, quizás precisamente debido a la apariciónde las plantas transgénicas, respecto al manejo del suelo estamosante un cruce de caminos más importante de lo que puede parecer,donde se debe escoger el tipo de desarrollo agrícola que determinaráel futuro.

.

1-Un desarrollo sostenible, donde con un adecuado mantenimiento, el terrenoofrece cosechas de forma económica, aunque no necesariamente cosechasrécord. Comporta un conocimiento del suelo y los procesos que enél se desarrollan.
2-Un desarrollo que prime una gran producción de vegetales de aspectoinmaculado, gracias a constantes aportes de fertilizantes y plaguicidas.
.  Manteneralgo en desequilibrio cuesta bastante más que si está enequilibrio. En los paises desarrollados la capacidad productiva es suficientepara abastecer la población e incluso exportar, y quizássea hora de primar la calidad. De la misma forma que la leche de vaca alimentadacon una dieta rica en Onobrychis viciaefolia  (trapadella,en catalán, y pipirigallo, en castellano) tiene un sabor ligeramentediferente que alimentada con otras pratenses, es más que probableque los vegetales adquieran una calidad diferente en función delterreno o

Materia orgánica y organismos del suelo

Escrito por suelooh 04-12-2007 en General. Comentarios (16)

Materia orgánica

 

La materia orgánica del suelo se compone de vegetales, animales, microorganismos, sus restos, y la materia resultante de su degradación. Normalmente representa del 1 al 6% en peso. Es de gran importancia por su influencia en la estructura, en la capacidad de retención de agua y nutrientes, y en los efectos bioquímicos de sus moléculas sobre los vegetales.
Una parte considerable de la materia orgánica está formada por microorganismos, que a su vez crecen a partir de restos, o de enmiendas orgánicas. Durante el proceso degradativo, la relación C/N  disminuye, resultando finalmente en el humus un contenido medio del 5% de nitrógeno. Este proceso de degradación continua hasta que parte de la materia se mineraliza.

D e propiedades físicas y químicas diferentes a la de la materia orgánica poco alterada, el humus puede catalogarse como el espectro de materia orgánica comprendido entre la que ha sufrido una primera acción de los microorganismos y la que se mineraliza. Está formado por dos fracciones, la primera continua el ciclo de incorporaciones a las estructuras microbianas hasta su mineralización, y una segunda formada por moléculas de dificil degradación (algunos polisacáridos, proteínas insolubilizadas, quitina, etc.). Se puede definir el humus como una mezcla de substancias macromoleculares con grupos ionizables, principalmente ácidos, pero también alcohólicos y amínicos. Por ello tiene propiedades secuestradoras y complejantes que determinan tanto la formación del complejo arcilloso-húmico como sus propiedades .

Se pueden destacar una serie de efectos de la materia orgánica sobre el suelo y las plantas:

1- Acción mejorante sobre la estructura del suelo. La m.o. favorece una estructuración del suelo, especialmente beneficiosa en terrenos arcillosos con problemas de circulación de agua .

 Muchas de las moléculas orgánicas producidas por los microorganismos favorecen la agregación al formar compuestos con la arcilla (en la arcilla hay gran cantidad de cargas negativas). A su vez, las raicillas y los micelios de los hongos ayudan a conservar los agregados, e igual ocurre con los exudados gelatinosos segregados por muchos organismos (plantas, bacterias...).

2- Efecto sobre la capacidad de retención de agua y nutrientes. Debido a los grupos ionizables se da un efecto adsorbente de agua e iones disueltos, así como la formación de sales húmicas de estos. La capacidad aprox. de intercambio catiónico del humus es de 200 meq/100 g, a la que se ha de sumar el efecto quelatante .

 Una gran  CIC  del  suelo es importante, ya que supone la posibilidad de tener un depósito de  iones minerales que pueden ser cedidos a la solución del suelo y asimilados por las  plantas. El complejo de cambio actua como almacén de elementos. En tierras muy empobrecidas debe hacerse primeramente una recuperación del nivel de m.o., para que los abonados sean eficaces .
Como se ha dicho, los suelos con abundante complejo arcilloso-húmico tienen gran capacidad amortiguadora del pH, ya que entre los diversos cationes fijados por el complejo adsorbente está el catión hidrógeno .

3- Efecto de las moléculas orgánicas sobre las plantas. Al degradarse y transformarse, la materia orgánica libera compuestos alimenticios y hormonales que actuan sobre las plantas, generalmente induciendo desarrollo. En ocasiones también hay un efecto depresivo, como en el caso de las substancias aleopáticas.


Suelos agrícolas sin materia orgánica
Actualmente, los suelos agrícolas padecen con cierta frecuencia, especialmente en cultivos extensivos y cultivos frutales, de una falta de materia orgánica. Este déficit se produce al mineralizarse la m.o. existente y al faltar aporte de nueva.  Al haber una salida de materia del ecosistema muy limitada, en la naturaleza las necesidades son menores. La adición se produce  ciclicamente por la muerte de raices y plantas, y por la influencia de los organismos del suelo .

La alteración del entorno natural al cultivo, evitando la competencia de otras plantas y la incorporación de restos leñosos, provoca que el principal aporte de m.o. sea el que proporciona el agricultor.

Aunque es una tendencia que actualmente se corrige, el uso unicamente de fertilizantes minerales tiene unos efectos perjudiciales:

 

 +Destruye progresivamente la estructura del suelo, ya que con la mineralización del humus disminuye la cantidad de complejo arcilloso-húmico. El terreno se apelmaza, y en algunos casos, los fertilizantes químicos actuan como agentes cementantes. Por ello, y sumando los efectos del peso del tractor sobre un terreno desestructurado, y la suela de labor, el suelo se convierte en una capa compacta donde los cultivos tienen dificultades para enraizar .

 +Disminución de la conductividad hidráulica y gaseosa. Con la desestructuración, la conductividad hidráulica y gaseosa del suelo disminuye mucho, provocando problemas a las plantas para la absorción de agua, encharcamientos en caso de lluvia, y empobrecimento del nivel de oxígeno de la atmósfera del suelo .

 +Destrucción de las capacidades quelatante y de intercambio iónico (CIC). Tras la desaparición de la m.o., y con ella del complejo arcillo-húmico, la CIC disminuye mucho. La capacidad de retención de abonos minerales se reduce drasticamente, y el suelo pierde fertilidad ..

 +Indirectamente, disminución de la actividad de los microorganismos. La falta de materia orgánica y la menor aireación debido a la desestructuración del suelo reduce las poblaciones. Ello incide aún más sobre la estructura del suelo. También afecta la reserva de substancias alimenticias que son los propios microorganismos, y la degradación de productos químicos, que permanecerán más tiempo en el suelo.

Las dificultades para la vida microbiana también afectan a la recuperación del suelo mediante adición de materia orgánica, que es lenta hasta que no se establecen unas condiciones mínimas de estructuración.

En el caso específico de los frutales, las propias raicillas del árbol al morirse suplen ligeramente el déficit de m.o., pero a la larga se padecerán los problemas expuestos. Dada la dificultad de aporte orgánico en frutales (excepto con extractos húmicos en fertirrigación, con frecuencia insuficiente), la presencia de una capa herbacea (temporal o no) es beneficiosa a largo plazo. Además del aporte orgánico contribuye a la solubilización de substancias minerales, pero tiene como problema es la competencia por el agua y los nutrientes, que excepto en algunos casos resulta en una merma del rendimiento.

Es conveniente un estudio a largo plazo sobre la conveniencia de una capa herbacea en función de la especie, clima, y manejo.

 

Organismos del suelo

 

 


El suelo no sólo es un soporte sinó que es un ecosistema más, existiendo toda una serie de organimos que viven en él y lo modifican. Las relaciones entre ellos son complejas, y en su conjunto muy importantes en la determinación de las propiedades de los suelos y en establecimiento de comunidades vegetales.
Como integrantes del sistema, las raíces vegetales también participan en la transformación del suelo, disgregándolo,  tomando elementos minerales, y aportando restos orgánicos, exudados, etc. Las relaciones entre ellas y con otros organismos son de tipo químico y son muy complejas.
Si bien hay un elevado número de organismos saprófitos que metabolizan los restos orgánicos, también hay relaciones de depredación, parasitismo, etc.

La vida microbiana en el suelo
La superficie de las partículas sólidas es el lugar donde se suelen formar colonias de microorganismos . Los principales factores que afectan el desarrollo de microorganismos son el agua, la presencia suficiente de oxígeno en la atmósfera del suelo, y la riqueza de nutrientes.

Los tipos de abonado y las aplicaciones plaguicidas influyen mucho en las clases y abundancia de formas microbianas. Los abonados químicos disminuyen la actividad de los microorganismos al disminuir su número y alterar sus proporciones relativas. Entre otros efectos, una vez alterado el equilibrio del suelo, las plantas se pueden ver perjudicadas por compuestos alelopáticos de origen bacteriano fúngico o de otras plantas. Por ello se llega a lo que se puede denominar manejo integrado del suelo. En este, se procura afectar lo menos posible el equilibrio natural de microorganimos del terreno..

La capacidad del complejo arcilloso-húmico para adsorber agua es importante ante periodos secos, ya que permite a los microorganismos adecuarse gradualmente al medio hostil. A su vez, en este complejo, los microorganismos acceden a gran cantidad de nutrientes, bien substancias orgánicas, bien elementos minerales adsorbidos . Considerando como vida microbiana la de hongos, algas, bacterias, y virus transmitidos por vectores del suelo (nematodos), es indudable su influencia en el suelo y las plantas. En lineas generales esta puede ser de varios tipos:

1- Sobre la formación de suelo. Al abrigo de organismos como los líquenes, formadores de materia orgánica, se desarrollan colonias de bacterias y hóngos heterótrofos. En combinación con agua, el CO2 producido en la respiración de estos se transforma en ácido carbónico, que ataca las rocas. A medida que estas se degradan, y que se incorporan restos orgánicos, se va formando suelo un horizonte apto para la vida vegetal .

2- Sobre la composición del suelo, y en especial de la materia orgánica del mismo. Aparte del proceso formador de suelo, los diferentes microorganismos degradan los restos orgánicos, incorporando los elementos y moléculas a ellos mismos.
Los ciclos continuan ininterrumpidamente hasta que se da una mineralización debido a la segmentación y degradación de las moléculas orgánicas ..

Se suele admitir que entre un tercio y un medio de la materia orgánica del suelo proviene o forma parte de microorganismos. El resto roviene de restos no degradados de  vegetales y animales.
A medida que avanza el ciclo de degradación de la materia orgánica, quedan una serie de restos no asimilables por los microorganismos (polisacáridos, quitina, algunas proteínas, etc.), que forman la fracción permanente del humus .

3- Sobre la proporción de nitrógeno del suelo. La proporción de nitrógeno en el humus es mayor que en la materia orgánica original. Esto es debido a que las bacterias metabolizan el carbono, convirtiendo parte de él en CO2. Este escapa a la atmósfera del suelo, y de allí a la atmósfera. Por ello, aunque la cantidad de nitrógeno casi no varía (puede haber volatilización de las formas gaseosas), el suelo se enriquece ..

4- Otra acción sobre el nitrógeno del suelo es la capacidad de fijación que tienen diversos organismos, como algunas bacterias de los géneros Azotobacter, Entrobacter y Clostridium .
La fijación asimbiótica varía segun el ecosistema entre menos de 1 kg N2/Ha y año hasta unos 100 kg N2/Ha y año. En ello también ejercen su influencia los compuestos alelopáticos. Diversos hongos, bacterias y plantas (en especial diversos actinomicetes y bacterias del género Pseudomonas ), pueden inhibir con sus exudados la fijación asimbiótica de N2, en un proceso relacionado con el mantenimiento del orden presente (especies dominantes, etc.) en la comunidad, para impedir que esta evolucione..

5- Existen con muchísima frecuencia relaciones de simbiosis entre plantas y hongos, que permite a las primeras un mejor acceso a los nutrientes del suelo. 
Al contrario de lo que ocurre con los hongos patógenos, no se ataca al vegetal, sinó que se crea una relación beneficiosa. Las micorrizas o raíces fúngicas establecen contacto con las raíces de la planta, tal que entre ambos organismos se desarrolla un intercambio de substancias, además de aumentar mucho la superficie de absorción. Dependiendo del tipo de hongo, la relación es poco o muy específica (en general cada especie fúngica puede relacionarse con decenas de especies vegetales, aunque tenga preferencia por alguna determinada), y en muchos casos además es muy necesaria para la planta.
En esta relación simbiótica, el vegetal cede al hongo hidratos de carbono, y el hongo facilita a la planta un mejor abstecimiento mineral, especialmente de fósforo. También proporcionan tolerancia a la sequía. El incremento de producción de los vegetales es variable pero siempre supera el 100% respecto una planta no micorrizada.
En la relación, también es interesante la protección que el hongo simbiótico ofrece a la planta frente a patógenos del suelo.
Normalmente, el hongo micorrítico es incapaz de vivir si no es en simbiosis.
Debe también tenerse en cuenta que estos hongos se inhiben en suelos excesivamente fértiles (abonado), y que se ven atacados por los numerosos plaguicidas que van a parar al suelo .
Los fungicidas provenientes de las aplicaciones a los cultivos causan una depresión en la actividad micorrízica . Igualmente, la forma de los fertilizantes también influye en la capacidad micorrízica. Por ejemplo los fertilizantes que contienen Na causan un descenso de la misma..

6- Un tipo particular de simbiosis  es la hay entre bacterias fijadoras de nitrógeno y diversas plantas. El caso más destacable es entre las leguminosas y las bacterias del género Rhizobium , aunque también otras bacterias (Azospirillum en pastos y Frankia en diversas forestales), tambien fijan el nitrógeno .
La fijación en cultivos de leguminosas, como la alfalfa, varía entre 125 kg/Ha y año, y 335 Kg/Ha  y año. Sin embargo, en los ecosistemas naturales, la fijación de nitrógeno en legumbres es menor (0,2 a 1,4 kg/Ha y año) incluso que la fijación asimbiótica, y que la fijación simbiótica en no leguminosas (15 kg/Ha y año a 360 kg/Ha y año) ..

Dentro del complejo entramado químico de las relaciones entre los organismos del suelo, numerosas bacterias, en especial del género Pseudomonas , ejercen influencia alelopática negativa sobre los Rhizobium , y por ello sobre la fijación.  Por ejemplo la inhibición del crecimiento de los pelos absorbentes de las raíces, lugar donde se origina la nodulación. Por otro lado, algunos organismos  aparentemente no relacionados con la simbiosis, estimulan el desarrollo de bacterias simbióticas.
La influencia negativa sobre la fijación tiene lugar, al igual que en el caso de la fijación asimbiótica, dentro de las relaciones entre las especies y la sucesión de las mismas en la evolución de las comunidades .

7- Algunos hongos (Taphrina spp...) y bacterias (Azotobacter spp., Pseudomonas spp...) producen hormonas vegetales, como son auxinas, giberelinas, citoquininas o etileno. En especial la síntesis de etileno parece estimulada por los exudados de las raíces de las plantas.
Son diversos los microorganismos (hongos y bacterias)  que producen auxinas (ácido indolacético) como producto del metabolismo del aminoácido L-triptófano. Estas sólo afectarán a las plantas si no son asimiladas por otros microorganismos .
Si bien las producen tanto hongos, como bacterias, se han identificado bastantes especies de bacterias capaces de sintetizar citoquininas, cuyo precursor parece ser el aminoácido adenina .
Por lo que respecta al etileno del suelo, este se forma especialmente en la rizosfera, donde hay una gran proliferación de microorganismos. Si la concentración en la atmósfera del suelo es lo bastante elevada, puede causar efectos como son ligeros descensos de la producción.
El productor más conocido de giberelinas es el hongo Fusarium heterosporum ( Gibberella fujikuroi ), conocido por promover crecimiento anormal de los tallos de arroz, y del que no se describen efectos hormonales sobre raíces..

8- Patogenicidad sobre las plantas. Entre los hongos y las bacterias del suelo existen muchos que son perjudiciales para las plantas. Por ejemplo:
           Hongos: Phytium sp., Rhizoctonia sp., Fusarium sp.
           Bacterias: Xantomonas sp., Pseudomonas sp., Erwinia sp.
Deben considerarse además los diferentes virus que pueden ser transmitidos por nematodos..

9- Hongos parásitos y predadores de nematodos. Existen unas pocas especies de hongos cuya fuente de alimento es la depredación o parasitismo de nematodos . Estos  últimos no necesariamente son los que causan daños a las raíces de las plantas, sinó también de especies que se alimentan de algas y otros microorganismos..

10- Efecto depresivo tras la adición de materia orgánica con una relación C/N alta (paja, por ejemplo). Los microorganismos, al necesitar para su crecimiento más nitrógeno del que tiene la materia orgánica aportada, lo toman del medio. Por ello, los cultivos se ven afectados denotando una carencia temporal de nitrógeno. Al evolucionar los ciclos degradativos el efecto desapararece, pero antes, las plantas han visto reducida su producción a menos que se añada nitrógeno..


Organismos saprófitos
 Existen numerosos organismos saprófitos en el suelo, los cuales tienen un importante papel en la transformación de la materia orgánica previa a la acción de los microorganismos .
 La acción de los saprófitos es interesante por dos motivos:

 a)reciclaje de restos orgánicos,  facilitando la formación de ácidos húmicos y fúlvicos, y mejorando la cadena que devuelve los nutrientes al suelo .
 b)favorecen la competencia de los microoganismos saprófitos, frente a los parasitos estrictos de plantas..

 

 Se pueden mencionar como saprófitos los ácaros oribátidos, insectos de los órdenes Thysanura, Diplura y Protura, algunos insectos de los órdenes Collembola y Ephemeroptera, etc .
 Existe una estrecha relación entre el tipo de suelo y humus y las especies y poblaciones existentes.
 Los ácaros oribátidos son los que están en mayor número en el suelo,  si este tiene materia orgánica y el microclima es adecuado. En ocasiones también se pueden encontrar en las partes bajas de las plantas, pero sin apenas causar daño a las mismas .
 En el orden Collembola también se encuentran especies que se alimentan de las plantas, y en el orden Ephemeroptera se pueden hallar unas pocas especies predadoras.
 

  Lombrices y suelo
 Además de los microorganimos  y de los insectos saprófitos existen otros animales que viven en el suelo y ejercen una importante influencia sobre sus características. Por ejemplo las hormigas, y especialmente las lombrices. A diferencia de otros animales de mayor tamaño, excavan el suelo sin dañar a las raíces de las plantas, removiéndolo y aireándolo .
 Es de destacar el papel de las lombrices, cuyos principales efectos sobre el suelo son:

 +Acción de arado, removiendo y aireando el suelo, tal que evitan la compactación producto de el paso de maquinaria o/y la inexistencia de raíces de plantas herbáceas. Al mejorar la ventilación y modificar el pH favorecen la actividad microbiana (bacterias y hongos) .
 +La excreción de estos gusanos, mezcla de materia mineral no digerida y materia orgánica digerida, suele ser mucho más rica en elementos minerales que la de su entorno. No debe despreciarse esta aportación (10000 -18000 Kg/Ha), que existiendo abundante materia orgánica se puede observar como un aporte nutricional de magnitud parecida al de los abonos químicos .
 +Formación de estructuras granulares de pequeño tamaño provenientes de la evolución de los desechos. Estas estructuras son estables debido a una buena mezcla de materia orgánica y mineral (formación de complejo arcilloso-húmico), y también debido a los exudados de las colonias de microorganismos presentes en el intestino de las lombrices y en la propia excreción. Estas colonias además de mejorar la degradación y agregación, también actuan como sembradoras de microorganismos en el suelo .
 +Debido a la acción formadora de complejo arcilloso-húmico, las propiedades fertilizantes del suelo mejoran debido a un aumento de la capacidad de retención de nutrientes.
 +Mejora de la capacidad de retención de agua gracias al complejo arcilloso-húmico, y de la infiltración de la misma gracias a la mejor estructura del suelo, y a las galerías.
 +Facilidad de penetración de las raíces de los cultivos en el suelo .
 +Las lombrices son una reserva viva de elmentos minerales, y en especial de algunos aminoácidos como la lisina y la metionina .

.

 Deben distinguirse tres grupos de lombrices, en función de su hábitat, epigeos, anécidos, y endogeos. Los primeros viven en la superficie, los segundos a profundidades moderadas (hasta un metro), y los terceros se pueden hallar hasta a dos metros de profundidad. Los gusanos anécidos acostumbran a hacer galerías verticales, y los endógeos horizontales. La longitud de estas últimas suele superar el centenar de metros. La alimentación de los tres grupos varía con mayor o menor cantidad de materia orgánica en la dieta, en función de la profundidad en que viven..

 Las condiciones de vida de las lombrices es relativamente amplio, soportando un intervalo de pH entre 3 y 8, y cuyo factor más limitante es la falta de humedad. Bajo condiciones de sequía suelen crear formas resistentes hata que pasa el periodo. Especialmente las lombrices epígeas tienen problemas de supervivencia en suelos desnudos como los de los cultivos. Ello es debido a las altas temperaturas y sequedad, falta de residuos orgánicos, y exposición a sus depredadores .Los suelos que prefieren las lombrices son aquellos que conservan una cierta humedad, y que son ricos en materia orgánica. Este último factor es direcamente responsable  de la mayor o menor abundancia de lombrices, encontrándose diferencias de cientos de miles de individuos por Ha entre suelos en los que aplica estiércol y en los que no. Por otra parte, diversas especies de zonas calcáreas precisan la presencia de dicho elemento para su supervivencia..

 En las regiones templadas de Europa existen más de dos centenares de especies de lombrices, capaces de realizar su labor sin problemas de adaptación al medio. En estas regiones las lombrices ingieren y excretan más de trescientas toneladas de tierra por año y hectárea. En los trópicos la cifra es el triple ..

 La acción humana sobre el suelo, y los residuos de plaguicidas son problemas que dificultan una población adecuada de lombrices..

disponibilidad hidrica en la capa agriclola del suelo

Escrito por suelooh 04-12-2007 en General. Comentarios (8)

Uno de las características más importantes que estudia la Meteorología agrícola es la cantidad de agua contenida en la capa superficial de suelo, en la cual la mayoría de raíces crecen y se desarrollan. Esta capa generalmente tiene una profundidad menor a un metro para la mayoría de cultivos perennes y un poco más en algunos cultivos de ciclo anual.

 

El conocimiento de la disponibilidad hídrica en el suelo y su distribución en el tiempo, permite establecer las necesidades de riego y drenaje, ocasionadas por la componente climatológica. Además, establecer las fechas de siembra y las épocas más apropiadas para la realización de labores de campo. De otra parte, es una información útil para la implementación de nuevos cultivos. De esta manera, constituye una información invaluable para el planificador así como para el agricultor raso.

 

DEFINICIONES Y METODO DE CALCULO DE LA DISPONIBILIDAD HÍDRICA

 

La forma de conocer la disponibilidad hídrica es generalmente mediante el cálculo de un balance hídrico, el cual tiene como información inicial tres parámetros fundamentales: la precipitación media, la evapotranspiración potencial y el almacenamiento en función de la textura y la profundidad medias del suelo.

 

El método más comúnmente utilizado para el cálculo del balance hídrico es el de Thornthwaite. Este método supone que el agua que llega al suelo, bien sea por precipitación, o por escorrentía o por aportes subterráneos y  es evapotranspirada de acuerdo con las condiciones medias climáticas o actuales de la atmósfera. 

 

Si la diferencia (Precipitación – ETP) >0, es posible un aporte al suelo, en caso de que este tenga capacidad de almacenamiento, si no puede contener más agua, al aporte extra se cuantifica como “escorrentía”.

 

Si la diferencia (Precipitación – ETP) <0,  el suelo perderá este mismo volumen de agua de acuerdo con la reserva acumulada en el período anterior, hasta cuando termine su reserva. Una vez termine esta reserva, el volumen no satisfecho se denominará “déficit”.

 

De otra parte, es importante tener en cuenta el agua realmente evapotranspirada, la cual es igual a la potencial, cuando el suelo está a plena capacidad de almacenamiento y menor, a medida que el suelo disminuye su reserva.  A este volumen se le denomina “evapotranspiración real”.

 

Figura 22. Ejemplo de balance hídrico

 

El concepto del balance hídrico del suelo, se ilustra por medio de gráfico adjunto: las áreas en las cuales la precipitación supera a la ETP, se representan en color azul, mientras que el caso contrario, figura en color amarillo. El período durante el cual se está consumiendo agua sin aportes adicionales, se denomina consumo (figura en blanco) y el período en que se está aportando agua se denomina almacenamiento  (aparece en verde). (Fig. 22)

 

En el caso presente, la cuantificación de excesos y deficiencias hídricas, se ha derivado a partir del balance hídrico de la capa agrícola de suelo, empleando la metodología de Palmer, la cual calcula los mismos parámetros del método tradicional de Thorthwaite, pero se diferencia en el concepto como se gana o se pierde agua en las capas menos profundas del suelo. Considera el suelo dividido en dos capas: la capa superficial,  que gana y pierde agua en forma potencial (hasta 20 mm) y la capa profunda, que lo hace en forma proporcional (hasta la capacidad de campo correspondiente al suelo predominante) El balance se calculó en forma decadal tomando como parámetros de entrada, la ETP determinada por la ecuación de Penman-Monteith, la precipitación decadal promedio y la capacidad de campo, calculada como el producto de la fracción volumétrica de agua aprovechable para la textura dada y la profundidad promedio del suelo del área. La metodología detallada de este método puede ser consultada en la literatura especializada.

 

Con fines de caracterización climática de la disponibilidad hídrica en el suelo, los resultados de cada balance hídrico se pueden expresar en índices, tales como el denominado índice de humedad de Thorthwaite. Este índice es una combinación del índice de humedad y del índice de aridez, calculados de acuerdo con las siguientes expresiones:

 

Índice de húmedad Ih=(EXC/ETP)*100

 

Índice de aridez Ia= (DEF/ETP)*100

 

Factor de húmedad Fh = Ih - 0.6*Ia= (100*Ex - 60*D) / ETP

 

en donde:

 

ETP Evapotranspiración potencial en mm

 

EXC Exceso en mm

 

DEF Déficit en mm

 

Los rangos en los cuales se clasifica el Factor de Humedad son los siguientes:

 

Fh < -40 árido

-40 < Fh > -20 semiárido

-20 < Fh < 20 seco

20 < Fh < 60 adecuado

60 < Fh < 80 ligeramente húmedo

80 < Fh < 100 moderadamente  húmedo

100 < Fh < 150 muy húmedo

Fh > 150 superhumedo

 

A partir del balance hídrico se ha cuantificado además el valor de los excesos y deficiencias hídricas totales durante el año, y a partir de estos valores, el agua neta disponible en el suelo. Es decir, en un determinado punto los excesos suman una cantidad en milímetros E (mm) acumulados generalmente durante las  temporadas lluviosas, y  las deficiencias de agua una cantidad D (mm), durante los períodos secos. El agua neta será entonces

 

                        AN (mm) = E (mm) - D (mm)

 

El valor así obtenido es un indicativo de la cantidad de agua que es necesario regar (si es negativo) o drenar (si es positivo), para el establecimiento de cultivos en épocas secas o lluviosas respectivamente. Naturalmente estas cifras deben ser interpretadas a macroescala y reflejan la aptitud hídrica predominante de una región. Para cálculos de riego deberán tenerse en cuenta  factores adicionales de tipo agronómico (tipo de cultivo, época de siembra) o de tipo edáfico (propiedades físicas del suelo)

 

Distribución espacial del Factor de Humedad de Thornthwaite (Fh) y del agua neta en el suelo (AN)

 

Con fines de análisis de las variables Fh y AN, se ha preparado el mapa No 13,  en el cual aparece el rango del índice de Thornthwaite con el valor de AN correspondiente a sus necesidades potenciales de riego o drenaje.

 

De esta forma se ha establecido la siguiente tabla de clasificación:

 

árido: Déficit mayor a 500 mm/año

 

semiárido: Déficit de 250 a 500 mm/año

 

Seco: Déficit de  0 a 250 mm/año

 

Adecuado: Exceso de 250 a 500 mm/año

 

Ligeramente húmedo: Exceso de 500 a 1000 mm/año

 

Moderadamente húmedo: exceso de 1000 a 1500 mm/año

 

Muy húmedo: exceso de 1500 a 2000 mm/año

 

Superhumedo: exceso mayor a 2000 mm/año

 

De acuerdo con este mapa, la mayor parte de las áreas localizadas en la región Caribe presentan deficiencias durante el año, equivalentes a más de 500 mm/año. Otras regiones con deficiencias apreciables se localizan a lo largo del valle del alto Magdalena, en la Sabana de Bogotá, en sectores de la cuenca alta del río Sogamoso y en el valle geográfico del alto Cauca.

 

Por el contrario las regiones que presentan excesos importantes de más de 1500 mm/año, están concentradas sobre la cuenca media de los ríos Magdalena y Cauca y hacia el Nechí. También en sectores de Santander, y al occidente de Boyacá y Cundinamarca.

 

Por último, se aprecia que los rangos más adecuados para el crecimiento y desarrollo de cultivos por no registrar excesos ni deficiencias severas, se encuentran generalmente sobre las franjas medias de las cordilleras, especialmente en las cuencas altas del Magdalena y el Cauca.

 

La Amazonia, Orinoquia y Región Pacífica, presentan abundante oferta del recurso hídrico y como resultado, los excesos suman más de 1000 mm en total durante el año. Las deficiencias son poco significativas y se concentran en unos pocos meses o semanas.

 

Distribución temporal de la disponibilidad hídrica en el suelo

 

A través del año, cada localidad presenta sus características propias en dependencia del régimen climático imperante en la zona  y de las propiedades físicas de los suelos predominantes. Algunos ejemplos representativos se ilustran en las figuras 23 a, b.

 

Región Caribe

 

Es predominantemente deficitaria durante al mayor parte del año. En el norte de la región, la situación es crítica en todos los meses, aun cuando se modera levemente durante el segundo semestre. En el litoral, incluso es posible encontrar algunos excesos hacia finales del mes de septiembre y comienzos de octubre. En dirección sur,  las condiciones van siendo paulatinamente más favorables, evidenciándose un aumento de humedad durante el primer semestre y condiciones de satisfacción hídrica durante la mayor parte del segundo semestre. En Montería, por ejemplo, existen almacenamientos desde el mes de abril, e incluso algunos excesos durante los meses de septiembre  y octubre.

 

Región Andina

 

Existe gran variabilidad. La cuenca del medio Cauca registra un periodo de abundante abastecimiento hídrico en cada semestre y no presenta altos volúmenes de déficit.  El alto Cauca, por el contrario, muestra largos periodos de déficit especialmente a mitad de año, aun cuando en cada semestre existen meses en los cuales es posible encontrar aceptable disponibilidad hídrica para cultivos no muy exigentes en agua. En la cuenca del Magdalena, la situación es de condiciones de moderada disponibilidad hídrica durante los meses de marzo abril, mayo y septiembre, octubre, noviembre y de altos niveles de déficit durante el resto del año. Sin embargo,  en las estribaciones de las cordilleras en general las condiciones son mucho más favorables, ya que se incrementan los volúmenes de agua almacenados y en exceso.

 

Orinoquia

 

El régimen monomodal de las lluvias, características de la región, condiciona el balance hídrico. Al extremo norte, se presenta un largo período de abundante disponibilidad hídrica el cual se prolonga de marzo a octubre. Por el contrario, desde noviembre a febrero, el déficit es agudo y el consumo agota rápidamente las reservas logradas durante el período de altas lluvias. Hacia el piedemonte y también al centro y oriente de la región, los excesos tienden a ser mayores y la época de déficit es menos prolongado.

 

Amazonia

 

El extremo sur presenta durante todo el año excesos hídricos especialmente en el primer trimestre. Solamente en los meses de junio,  julio y agosto se registra una disminución de los volúmenes en exceso. Hacia el piedemonte amazónico, en los departamentos de Caquetá y Putumayo, y en general al norte de la latitud 2°S, el régimen es de elevados volúmenes de exceso durante la mayor parte del año, siendo mucho mayores a mitad de año. En los meses de diciembre, enero y febrero, los excesos son escasos en magnitud, pero en ningún momento del año se presentan deficiencias hídricas en el suelo.

 

Región pacifica

 

Al norte y centro de esta región los excesos son altos durante todo el año. En dirección sur, la magnitud de los excesos disminuye considerablemente especialmente durante el primer semestre. Con un adecuado manejo, es posible la explotación agrícola especialmente de cultivos anuales con altos requerimientos de agua.

 

BALANCES HÍDRICOS CLIMÁTICOS PARA ALGUNAS CIUDADES DE COLOMBIA

 

Riohacha

Barranquilla

Montería

Medellín

Armenia

Cali

Popayán

Pasto

Buenaventura

Quibdó

 

BALANCES HÍDRICOS CLIMÁTICOS PARA ALGUNAS CIUDADES DE COLOMBIA

 

Cúcuta

Bucaramanga

Bogotá

Tunja

Ibagué

Neiva

Arauca

Villavicencio

Florencia

Leticia

 

caracteristicas hidricas de los suelos

q       Agua estructural : Esta contenida en los minerales del suelo (hidromica, óxidos hidratados, etc.) solamente son liberados en procesos edáficos

q       Agua hidroscópica : Es Agua inmóvil, es removida solamente por calentamiento o sequía prolongada.

q       Agua capilar : Es agua retenida en los microporos por fuerza de capilaridad, el agua de los capilares mayores puede percolar pero no puede drenar fuera del perfil

q       Agua gravitacional : Es agua retenida en los macro poros y puede drenar fuera del perfil.

 

       Tamaño del poro con relación al tipo de agua

 

Capacidad de retención de agua (CC)

 

La capacidad de campo marca el limite entre el agua capilar y gravitacional, indica la máxima cantidad de agua que puede retener el suelo después de tres días de aporte de agua.

En la capacidad de campo de un suelo franco o arcilloso, este retiene agua a 0,3 atm

Mientras que los suelos arenosos lo hacen a 0,1 atm.

Propiedades y textura de los suelos

Escrito por suelooh 04-12-2007 en General. Comentarios (16)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Entrelas propiedades de los suelos se encuentran: el color, distribucióndel tamaño de las partículas, consistencia, textura, estructura,porosidad, atmósfera, humedad, densidad, pH, materia orgánica,capacidad de intercambio iónico, sales solubles y óxidosamorfos-sílice alúmina y óxidos de fierro libres.

Las propiedadesfísicas permiten conocer mejor las actividades agrícolasfundamentales como el laboreo, la fertilización, el drenaje, lairrigación, la conservación de suelos y agua, asícomo, el manejo adecuado de los residuos cosechas. Tanto las propiedadesfísicas como las químicas, biológicas y mineralógicasdeterminan, entre otras, a la productividad de los suelos.

Hay unarelación entre el tamaño de las partículas y su superficieespecífica (área de las partículas por unidad de masade material). Muchas propiedades físicas y químicas del sueloestán relacionadas con la superficie específica y su actividaden la superficie de las partículas. Por ejemplo, un suelo francolimoso (textura media) tiene una superficie específica de 60 metroscuadrados/gramo (m2/g). Por lo que una muestra de 50 g de suelofranco limoso tiene una superficie de 3 000 m2. La distribucióndel tamaño de las partículas en el interior de un suelo representaun parámetro que no cambia dentro del tiempo ordinario y en condicionesnormales del ambiente. Por esto se ha adoptado la distribución delas partículas de un suelo para caracterizar y clasificar las partículassólidas del suelo.

El tamañodel área superficial de un material puede influir en las propiedadesfísicas y químicas. Los suelos difieren en el áreasuperficial como resultado de las diferencias de textura, tipos de mineralesarcillosos y materia orgánica. Propiedades tan importantes comola retención del agua y la capacidad de intercambio iónicodependen de la superficie específica de los suelos.

La densidadaparente varía de acuerdo al estado de agregación del suelo,al contenido de agua y la proporción del volumen ocupado por losespacios intersticiales, que existen incluso en suelos compactos. La densidadaparente es afectada por la porosidad e influye en la elasticidad, conductividad eléctrica, conductividad térmica, en la capacidadcalorífica a volumen constante y en  la dureza.

El valorde la densidad aparente se determina dividiendo la masa en gramos de unamuestra de suelo secada en estufa entre su volumen en mililitros. La colecciónde la muestra se debe hacer con cuidado de no alterar la estructura naturaldel suelo.

La densidadreal de un suelo depende principalmente de la composición y cantidadde minerales y  de la proporción de materia orgánicae inorgánica que contiene.

La densidadde la parte mineral de un suelo es mayor que la de la materia orgánicaporque contiene cuarzo, feldespato, mica y óxidos de fierro comola magnetita y la hematita.

La porosidadrepresenta la parte de suelo ocupada por aire y vapor de agua de una muestrade suelo está dada por la relación del volumen total de losporos entre el volumen total de la muestra de suelo.

El porcentajede humedad es igual a 100 x masa de agua entre la masa de suelo seco.

La capacidadde retención de agua está dada por la relación dela masa del suelo saturado con agua entre la masa de la muestra de sueloseca.

La capacidadde campo se define como la cantidad de agua que un suelo retiene contrala gravedad cuando se deja drenar libremente.

Textura

La texturade un suelo es la proporción de los tamaños de los gruposde partículas que lo constituyen y está relacionada con eltamaño de las partículas de los minerales que lo forman yse refiere a la proporción relativa de los tamaños de variosgrupos de partículas de un suelo.  Esta propiedad ayuda a determinarla facilidad de abastecimiento de los nutrientes, agua y aire que son fundamentalespara la vida de la planta.

Parael estudio de la textura del suelo, éste se considera formado portres fases: sólida, líquida y gaseosa. La fase sólidaconstituye cerca del 50 % del volumen de la mayor parte de los suelos superficialesy consta de una mezcla de partículas inorgánicas y orgánicascuyo tamaño y forma varían considerablemente. La distribuciónproporcional de los diferentes tamaños de partículas mineralesdetermina la textura de un determinado suelo. La textura del suelo se considerauna propiedad básica porque los tamaños de las partículasminerales y la proporción relativa de los grupos por tamañosvarían considerablemente entre los suelos, pero no se alteran fácilmenteen un determinado suelo.

El procedimientoanalítico mediante el que se separan las partículas de unamuestra de suelo se le llama análisis mecánico o granulométricoy consiste en determinar la distribución de los tamaños delas partículas. Este análisis proporciona datos de la clasificación,morfología y génesis del suelo, así como, de las propiedadesfísicas del suelo como la permeabilidad, retención del agua,plasticidad, aereación, capacidad de cambio de bases, etc. Todoslos suelos constan de una mezcla de partículas o agrupaciones departículas de tamaños similares por lo que se usa su clasificacióncon base en los límites de diámetro en milímetros.

Clasificaciónde las partículas del suelo según el United States Departamentof Agriculture.
 
 

Nombre de lapartícula límites del diámetro en milímetros
TAMAÑO
Arena 
0.05 a 2.0
        Muy gruesa
 1.0 a 2.0
        Gruesa
0.5 a 1.0
        Mediana
0.25 a 0.5
        Fina 
0.10 a 0.25
        Muy fina
0.05 a 0.10
Limo 
0.002 a 0.05
Arcilla 
menor de 0.002

 
Paraestudiar las partículas minerales de un suelo se clasifican en grupossegún su tamaño llamados fracciones y al procedimiento analíticose le conoce como análisis mecánico o granulométricoy consiste en la determinación de la distribución de lostamaños de las partículas componentes del suelo.

click
Clases detexturas

Los nombresde las clases de textura se utilizan para identificar grupos de sueloscon mezclas parecidas de partículas minerales. Los suelos mineralespueden agruparse de manera general en tres clases texturales que son: lasarenas, las margas y las arcillas, y se utiliza una combinaciónde estos nombres para indicar los grados intermedios. Por ejemplo, lossuelos arenosos contienen un 70 % o más de partículas dearena, los areno-margosos contiene de 15 a 30 % de limo y arcilla. Lossuelos arcillosos contienen más del 40 % de partículas dearcilla y pueden contener hasta 45 % de arena y hasta 40 % de limo, y seclasifican como arcillo-arenosos o arcillo-limosos. Los suelos que contienensuficiente material coloidal para clasificarse como arcillosos, son porlo general compactos cuando están secos y pegajosos y plásticoscuando están húmedos. Las texturas margas constan de diversosgrupos de partículas de arena, limo y arcilla y varían desdemargo-arenoso hasta los margo-arcillosos. Sin embargo, aparentan tenerproporciones aproximadamente iguales de cada fracción.

Paradeterminar el tipo de suelo de acuerdo al porcentaje de sus componentesminerales, es decir, para hacer la clasificación de las texturasse utiliza el denominado Triángulo de textura de suelos, una vezque se ha determinado experimentalmente la proporción de las partículasconstitutivas de un suelo.
 
 

Textura
 Arenoso
Franco
Francolimoso
Arcilloso
 Agentede agregación
Tacto
 Áspero
 Áspero 
Suave
Terronoso o plástico 
Tensiónsuperficial
Drenaje interno
Excesivo
Bueno
Suave
Suave o pobre
 Materiaorgánica
Agua disponible paralas plantas
Baja 
Media 
Alta
 Alta 
Alta concentraciónde electrolitos
Agua transportable
Baja 
Media 
Alta
Alta 
Bajo potencialelectrocinético
Labranza
Fácil
Fácil
Media
 Difícil 
Bajo potencialelectrocinético
Erosióneólica
Alta
Media
Baja
Baja
Bajo potencialelectrocinético

el suelo su funcion de:

Escrito por suelooh 04-12-2007 en General. Comentarios (1)

S= f(Material parental, topografía, tiempo, materia orgánica, rocas, clima,  otros factores)

q       Material parental : Mineral o material orgánico, no consolidado y más o menos intemperizado o meteorizado, desde el cual el solum de los suelos es desarrollado por procesos pedogeneticos (hidrolización, oxidación, etc.)

Tipos de material parental que existen en la naturaleza:

·        Aluviales : También conocido como fluvial, ubicados a lo largo de la hoya hidrográfica, su agente formador es el rió, posee una textura heterogénea, una forma mas o menos esférica y su disposición tiende a la imbricación.

·        Coluviales : Material que se forma al pie de un cerro, su textura es heterogénea, sus formas son angulosas y subangulosas y su disposición es anárquica

·        Eólicos : Material producido por la acción del viento, su forma es homogénea y su disposición es masiva.

·        Volcánicos : Material formado tras erupciones volcánicas, su forma es muy heterogénea, su forma es irregular y su disposición errática y caótica.

·        Otros.

q       La topografía como factor formador de suelos

  

(1)   Sobre la meseta : horizontes A,B,C bien desarrollados

(2)   Sobre la pendiente : A (B) C

(3)   Sobre la base de la pendiente : A - C (Ab - Bb)

Si bien suelo es un cuerpo tridimensional, la pendiente es una característica que lo influye, ya que lo afecta debido al escurrimiento, erosión, drenaje y mediación solar.

 

q       El tiempo cronológico como factor de generación de suelo

Sobre terrenos relativamente estable, la formación de los suelos es continua respondiendo a patrones o modelos predecibles, no obstante muchas superficies desaparecen o reciben materiales adicionales, ambos procesos cambian el patrón de desarrollo de los perfiles, por ello el factor tiempo juega un papel muy importante.

 

q       Materia orgánica

En la pradera existe un equilibrio entre las actividades de los hongos y las bacterias, mientras que en la ladera aumenta la actividad de los hongos